miércoles, 24 de junio de 2020

¡No traigas más leña!





Por favor... te ruego que no me traigas más leña... Tú ya lo sabes, valoro tu buena voluntad... pero te lo he dicho... prefiero disfrutar del frío... Solamente déjame lo necesario para asar la carne de mi cena, pero ¿para calentarme? No mi amigo, no hace falta... Me gusta el frío. Pero eso no es todo... Me gusta más fuera de casa... allá, allá en mi bosque sombrío y fresco... mas temo... Me temo que la industria forestal lo está desangrando irremediablemente...
Quiero darle mi abrazo y explicarle, que no todos los hombres somos malos. Dormiré en los brazos de un abeto y soñaré con una humanidad pacífica como la congregación vegetal...
No amigo, no mi amigo...
No quiero más tala... no quiero que la tierra beba sangre vegetal inocente... sólo para que yo esté cómodo, centrado en mi bienestar presente.
El bosque y yo, somos amigos. Yo lo respeto, y él me brinda ramitas secas para con ellas preparar mis alimentos. Pero, por sobre todo... me da ese momento de inexplicable alegría, estando en su robusta presencia, respirando el aire más delicioso y puro de la tierra... No mutilaré sus nobles brazos, no colaboraré con la gangrena de mi planeta azul, no sea que mañana... ya no podamos respirar...

........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

jueves, 18 de junio de 2020

Peleando con mi almohada



Fue una gris madrugada
extenuado ya todo mi organismo.
No quería más nada
parecía un instante de hipnotismo.
La tenía abrazada
se escurrió y me atacó el sonambulismo. 
Enemiga mi almohada
observé en su semblante escepticismo.
Se quedó arrinconada
para mí fue un momento de egoísmo.
Vi que estaba algo airada
por mi parte trabé de mi humanismo.

..........

La vi medio arrugada.
La planché, estaba ajada.
Se sentía acosada,
además de cansada.

..........

Comprendí que asimismo
ella estaba sufriendo al ser usada.
Me acusó de lirismo,
me reí y me mandó una bofetada.
Le rogaba optimismo,
me clavaba furiosa su mirada.
Nunca vi tal sadismo
tanto odio y crueldad en una almohada
Opté por el mutismo.
Se calmó y la noté como angustiada.
Acabó el cataclismo,
terminó entre mis brazos abrazada.

...........

Con mi romanticismo
y algo de mi humorismo
me safé de ese abismo
descansé mi organismo.
..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

miércoles, 17 de junio de 2020

Décimas meteorológicas



El tiempo en la capital
se presenta muy nuboso.
La temperatura actual:
doce grados, muy lluvioso
en la escala hectopascal
mil ocho, decimal nueve,
¡Uy, qué frío, como llueve!
¡Qué tiempo tan espantoso!
De casa nadie me mueve
con un café delicioso.

..........

Naranja el color de alerta
dio la meteorología.
Hay que asegurar la puerta
al menos por este día,
no vaya a dejarla abierta
que ya arrancó el fuerte viento 
con furia sopla violento,
entre enseguida a sus crías
quédese en casa contento
que la lluvia está muy fría.
..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

Jesucristo me ama



Jesucristo me ama.
Asombroso y profundo amor genuino. 
Lo medito en mi cama,
y me alegro de andar en su Camino.
Como el ciervo que brama
yo deseo ese amor cual torbellino.
Es su amor fuerte llama,
que sustenta mi paso peregrino

..........

Como flor de retama
cual trinar de estornino
cual rocío en la grama
como el sol diamantino.

..........

Es como una amalgama
que restaura mi corazón sanguino.
Llena mi pentagrama
con sus notas de acorde cristalino.
Me alegró el panorama,
me libró de fatal, mortal destino.
Él cambió mi programa.
Me agradó su propósito divino.
..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

Los dos Fundamentos



Yo vi a un hombre
edificando
su bella casa
en el arenal.
..........
Muy pintoresca
le iba quedando
mas un detalle
estaba muy mal.
..........
Muy ocupado
con la apariencia
a los cimientos
los olvidó
..........
Yo le pregunto
con insistencia:
¿No hay fundamento?
-No me escuchó -.
..........
Al otro día
se cubrió el cielo
tormenta eléctrica
y nubarrón
..........
el hombre necio
por su ventana
miraba el viento
y el chaparrón
..........
soplaron vientos
huracanados
vino con ímpetu
inundación
..........
tranquilo el hombre
miraba tele
sentado cómodo
en su sillón
..........
mas de repente
se oyó un estruendo
y su casita
se sacudió
..........
Crujieron vigas
partiose el techo
cayendo al piso
se destruyó.
..........
¡Qué grande ruina!
¡Cuán grande pena!
¡Todo el esfuerzo
que le costó!
..........
Fue descuidado
fue negligente.
El fundamento
no le importó.
..........
Llora mirando
la triste escena,
no encuentra alivio
a su dolor....
..........
Perdió su ahorro.
Perdió su casa.
Y todo el tiempo
que le llevó...
..........
..........
También vi un hombre 
por otra parte
que edificaba
también su hogar.
..........
Mas cuidadoso
sobre una roca
puso el cimiento
en su lugar
..........
Asegurado
muy firmemente
en el cimiento
puso atención
..........
Y así construye
(Es hombre sabio)
así diseña
su construcción.
..........
Al otro día
se cubrió el cielo
tormenta eléctrica
y nubarrón.
..........
El hombre sabio
por su ventana
miraba el viento
y el chaparrón
..........
soplaron vientos
huracanados
vino con ímpetu
inundación
..........
El hombre sabio
estaba confiado,
era segura
su habitación
..........
Por más que dieron
con gran violencia
contra esa casa
lluvia y ciclón
..........
nunca pudieron
tirar la casa
pues en la Roca
se construyó
..........
..........
Al hombre necio
no le preocupa
de su alma eterna
la condición.
..........
Peca consciente
no se arrepiente
y se acarrea
condenación .
..........
..........
El hombre sabio
a Dios escucha
y su Palabra
pone en acción.
..........
Confía en Cristo
le entrega su alma
y así disfruta
de salvación.
..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

viernes, 12 de junio de 2020

La luna es de queso


La luna es de queso,
y mi gran sabueso
que no quiere el hueso
veo que es  travieso.

..........

La luna está llena
mas mi perro no.
¡Piensa que es de crema!
¿Qué voy a hacer yo?

..........

Mi perro tiene hambre
me comió el matambre,
rompió una colmena
¡y espantó al enjambre!

..........

Mas al ver la luna
se agarra la panza
y toma la caña,
el anzuelo y la tanza.

..........

Le grito -¿Qué haces?
Y no me responde,
va a pescar la luna
por eso se esconde.

..........

Arroja el anzuelo
con tal puntería
¡¡¡Que engancha la luna
tal como él quería!!!

..........

Enrolla la línea
con sus aparejos
¡Y yo pego un salto!
(Me pongo más lejos)

..........

¡Se cae la luna,
ayuden vecinos!
¡La pescó el sabueso,
mi perro barcino!

..........

Con muy grande estruendo
la luna cayó.
Subió la marea,
el barco se hundió.

..........

Los perros ladraron
el gato maulló
Y mi gran sabueso
¡¡¡la luna comió!!!

..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

No me sale ni un poema



No sé que me ocurre hoy
que ni un poema me sale,
y aunque digan "todo vale"
sin tener métrica o rima,
ni siquiera se aproxima
ni llega a ser aceptable.

..........

Mi mejor composición
tiene error de redacción.
Analicé la oración:
tiene mal la puntuación.

..........

Observando bien la métrica
veo que arruina la estética.
Y cuando miro la rima
se me cae la autoestima.

..........

En cuanto a tiempos verbales
usé formas ilegales
¡Preposición y pronombres
ni siquiera me los nombres!

..........

Cuando juzgan la sintaxis
me acusan de mala praxis.
Y la peor suerte mía,
errores de ortografía,
[¡¡¡y mala caligrafía!!!]

..........

Mi pluma está caprichosa
y no me quiere ayudar
dice que los va a quemar
a todos mis versos juntos...
Ésto se termina y punto!
No hablemos más del asunto!
..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

¡Cuán grande es su Nombre!





¡Oh, cuán grande es el nombre de Cristo, 
más excelente y sublime
que el de los ángeles, porque 
Él se humilló hasta lo sumo
dejando su forma de Dios. 
Y se despojó de su gloria
para vivir como siervo, 
y obedeció hasta la muerte,
y como si fuera poco 
Él murió en una cruz.
Mas el Padre, le ha exaltado,
de honra y gloria le ha coronado.
Contemplemos la grandeza
del Cordero resucitado!



¡Doblad, doblad la rodilla
frente a tu Dios, frente a tu Rey!
¡Resuene el cielo y la tierra
al aclamarle su grey!
¡Doblad, doblad la rodilla
en alabanzas, gloria y honor!
¡Y toda lengua confiese
que Jesucristo es el Señor!
¡¡Jesucristo es el Señor!!



¡Oh, cuán santo y temible es su Nombre, 
ninguno hay entre los hombres
que pueda estar bien erguido, 
sino que cae rendido
temblando delante de Aquél, 
quien puede su alma salvarle,
pero también condenarle, 
si es que no se ha arrepentido,
despreciando al que ha sufrido por darle perdón.
En su nombre poderoso, 
hoy tenemos paz y reposo.
Él es quien ha roto el velo
para así llevarnos al cielo.



¡Doblad, doblad la rodilla
frente a tu Dios, frente a tu Rey!
¡Resuene el cielo y la tierra
al aclamarle su grey!
¡Doblad, doblad la rodilla
en alabanzas, gloria y honor!
¡Y toda lengua confiese
que Jesucristo es el Señor!
¡¡Jesucristo es el Señor!!


¡Oh, cuán dulce el nombre de mi Amado! 
desde que a mí me ha salvado
yo siempre le he invocado, presentándome ante el trono
del Padre con mi oración, 
y cada día le contemplo
adorándole en su templo, 
su vida es el santo ejemplo,
es Jesucristo mi todo, 
mi agua y mi pan.
Como ungüento derramado, es el nombre del Deseado, 
con su sangre me ha limpiado, 
por su gracia soy perdonado. 



¡Doblad, doblad la rodilla
frente a tu Dios, frente a tu Rey!
¡Resuene el cielo y la tierra
al aclamarle su grey!
¡Doblad, doblad la rodilla
en alabanzas, gloria y honor!
¡Y toda lengua confiese
que Jesucristo es el Señor!
¡¡Jesucristo es el Señor!!

..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

Los días oscuros



En la casa de Arturo
eran altos los muros.
Se sentía inseguro
eran días oscuros.



El fue un buen pedicuro
mas perdió su laburo,
por siniestro conjuro
que lo puso en apuros.



Era muy inmaduro,
él mezcló hidrocarburo
con anión de cianuro
y de sodio fluoruro.



lo bebió con apuro,
falleció estoy seguro
para el padre fue duro...
Un dolor prematuro...



El padre, de la angustia ha fallecido
su amada en grande luto se ha enviudado. 
Mas alguien todo esto ha disfrutado...
La suegra, que el conjuro había hechado...



Una noche brumosa.
Era sombra de muerte tenebrosa.
Una peste asombrosa.
Una noche mortal, caliginosa.
Allí estaba la esposa...
Era pálida y lúgubre esa moza,
que subió en la carroza.



Era negra la calle de baldosa
donde vi a la monstruosa
una anciana de negro, muy canosa,
carcajada horrorosa...
Una bruja espantosa...
Se ha llevado a la esposa
En la negra carroza...

........ 

By Hulussi_Ñe'êpoty®

jueves, 11 de junio de 2020

¿Qué había detrás de aquéllas cumbres?



¿Qué había detrás de aquellas cumbres?
¡Cuéntame presto, pues tengo incertidumbre!
¿Es verdad que había una gran lumbre?
¿Que no era todo en marrón color de herrumbre? 
¿No viste allá esta misma podredumbre?
¿No viste efectos del colosal derrumbe?
¿Qué fue que viste pasando aquellas cumbres?

..........

Mientras tú ibas, yo aquí pasando hambre,
un gran dolor en mi vientre, cual calambre,
así que fui y me preparé el matambre,
lo rellené y lo até con un alambre.
También comí la miel entre el enjambre,
y te esperé con la torta de fiambre

..........

Y ahora te insisto, acerca de esas cumbres...
¿Estaban sanas todas las techumbres?
¿Siguen aún, conforme a sus costumbres,
cultivando hortalizas y legumbres?
¿Siguen viviendo con sana mansedumbre,
tan alejados de dura servidumbre?
¿Qué fue que viste detrás de aquéllas cumbres?

..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

Mi amiga, la poesía



Un lunes al mediodía
me encontré con la poesía
Le pregunté qué quería,
a dónde se dirigía...
Me habló muy mal, a los gritos 
ordenando  que escribiera
Y le diera por escrito
los versos que ella quisiera.



Quedé medio preocupado
temiendo ser estafado
y no respondí al momento
no queriendo ser violento
Mas luego bajó la voz
porque le atacó la tos
Y yo aproveché a correr
sin la mirada volver.



Pasó una semana entera
y el asunto había olvidado.
Caminando por la acera
Que el lunes había andado.
Cuando siento tras de mí
Unos pasos sigilosos
Y pegué un salto nervioso
ya temiendo quien sería...
Saben quien me perseguía?
Era otra vez la poesía!!!



Ya no me pude zafar
pues la luz estaba en roja
Y pensé: si ahora se enoja...
ya no me podré escapar
Tal vez me va a devorar
para quitarme mis versos
Y en mi pensamiento inmerso
Fuí aflojando la tensión
Y mirando a la poesía
Vi cuán dulce sonreía,
esperando mi atención



Ese día cambió el tono
y me trató muy amable
Yo le dije: te perdono-
Y ví que era muy sociable.
Hablamos un largo rato
Y al fin hicimos un trato
Y firmamos un contrato
negociando mis poemas
Y ella a cambio me inyectó
Inspiración en mis venas.



Desde entonces disfrutamos
la más preciosa amistad
Tan buena es la relación
que tengo, con la poesía,
que nos vemos cada día
para hacer la transacción
Le doy mi composición
con un abrazo bien fuerte,
y ella muy amablemente
me obsequia su inspiración.

..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

¡Pobre caracol!



Anteayer por la tarde
vi  un caracol.
Melancólico, triste
mirando el sol.

Contemplando ese rojo
del arrebol,
recitando unos versos
en español.

Como ya estaba oscuro
prendió un farol
agregando en su base
algo de alcohol.

Preparó de comida
un girasol
que le ayuda a bajar su
colesterol.

Le agregaba a su sopa
algo de col
y también le añadía
algún  frijol.

Tiene más vitaminas
que el viosterol
una sopa bien digna
de un caracol.

Meditaba en que algo
andaba mal
se invirtieron las vueltas
de su espiral.

La comida tenía
muy poca sal
le atacó un dolor fuerte
abdominal. 

Y tomó sin querer un
antigripal,
el dolor que sentía
no era normal.

Ya se va rapidito
al pajonal
donde vive un doctor muy
antisocial.

Es un ave cantora,
un cardenal
que le da medicina
artificial.

que le alivia esa angustia 
estomacal
y le ordena las vueltas
de su espiral.

..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

miércoles, 10 de junio de 2020

Te contemplo dormida



Anoche te escribí mi enamorada
mientras que tú reposabas en la almohada.
Te contemplaba durmiendo embelezada
y así soñando me parecías un hada.



Sentí tu aliento cual brisa perfumada
probé tus labios de dulce y mermelada
y me alegré de tenerte acompañada,
como a doncella de tierras encantadas.



Yo contemplé tu silueta, tu figura
con singular belleza de escultura.
Cual columna de marfil vi tu cintura
creación de virtuosa arquitectura.



Una ingeniosa y exótica hermosura
tus bellos párpados velando esa ternura
de esa mirada maravillosa, pura,
que derrotó mi cardíaca estructura.



Y al deslizarse mi pluma, enamorado
yo me sentí el hombre más afortunado
de reposar, de tus brazos enlazado
de tu sonrisa dormida cautivado.



Y así ya el sueño me va venciendo dentro
y tan gozoso en mi alma yo me siento,
que en la región de los sueños yo te encuentro
y nos fundimos en un abrazo lento...

..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

martes, 9 de junio de 2020

El poeta del arroyo



     No tienes idea de la cantidad de pelícanos que veo en las nubes del fondo del arroyo... Los jóvenes románticos suelen ver corazones en las nubes, yo también lo soy, a mi manera, pero de ahí a ver corazones en las nubes... simplemente no lo he logrado... yo, pues, veo pelícanos, leones, árboles, hipopótamos, a veces veo motos, otras violines... y ¡¡¡que decirte, que he llegado a contemplar legendarias batallas de dragones, elfos y orcos!!!


      Hoy, en vez de mirar hacia arriba, estoy boca abajo, tumbado en la rama más gruesa del sauce que besa el límpido arroyo... Sencillamente maravilloso, un día caluroso, algo pesado con una atmósfera cargada de humedad. A medida que el viento los impulsa,su cuello delgado se va ensanchando lentamente y su pico suavemente se somete a la hidrometamorfosis que lo va llevando a tomar forma de grandes fauces con dientes de algodón gris. Miro un poco más y ya se tornan hipopótamos blancos con cara de enojados. Queda aún un pelícano deformado que no ha sido transformado aún en hipopótamo, entonces los hipopótamos vienen detrás con su velocidad de vapor y lo devoran formando un elegante elefante pero en vez de trompa, parece tener mandíbulas de cocodrilo...



      En eso, un bagre salta por atrapar una mosca y me interrumpe la bella documental celestial contemplada en el plasma del espejo del límpido arroyo azul...
Ahora, el arroyo ha explotado en quinientos veinticuatro trozos de cristal líquido en hermosas circunferencias que se expanden hacia la orilla. Los rayos del sol reflejados en las ondas, se proyectan en sus siete colores y visten de alegría el follaje frondoso del monte achaparrado de la orilla.



      Ya no hay pelícanos ni hipopótamos... con el movimiento del agua, provocado por el bagre, ¡¡¡ahora veo dragones enfurecidos, en violento combate contra el humilde pueblo de los enanos que huyen despavoridos!!!



      Cae la tarde. Ya no es hora de mirar el reflejo de las nubes... ¿Quién podrá perderse un atardecer tan rojo cargado de arreboles?
Es momento de ubicarme en el mejor de los ángulos que me permite la ribera del arroyo y desear tenerte entre mis brazos para contemplar juntos los últimos rayos de sol...
¿Podría ser más perfecto? Trato de imaginarlo y no puedo... Yo no puedo... Pero la magnífica noche del final de la primavera lo hace posible cuando tras de mí veo un amarillo y suave resplandor... Me vuelvo a observar y quedo como en trance, arrobado por la magnificencia del amanecer del bellísimo satélite de los poetas! Una enorme luna amarillo oscuro, casi naranja del tamaño del brocal de piedra del aljibe.
Grillos, luciérnagas, búhos... Ya no hay pelícanos en el arroyo. Ya no hay hipopótamos. Ya no hay dragones. Ahora es negra el agua pero con una cautivante belleza por la mangata que se extiende a lo largo de las quietas aguas.



      La luz de la luna es asombrosamente clara y baña al monte de un blanco que semeja la nieve del invierno... Una noche perfecta para... ¿Para qué?... Basta meter la mano en el morral... Hay papel... hay pluma... hay tinta... ¡Hay poesía!



       Es media noche y el poeta se ha quedado dormido... Un urutaú se ha parado sobre una rama del sauce más cercano y susurra ululando bajito... como si recitara en su idioma de búho los serventesios que hubiera escrito el poeta que se quedó dormido a la orilla del arroyo...



      Todo duerme en el monte. Duerme el arroyo, duerme el viento, duerme la luna... duermen los sauces... Duerme el búho y... duerme el poeta...

........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

Esperando el tren de la muerte



Ya ha pasado con horror la primera vigilia de la noche.

Supuestamente es primavera, más aquí, en este frío andén... no recuerdo un invierno tan frío...

Le enseñé a mi verdugo a usar el hacha y lo peor que pudo hacer... es ignorarme...

Miré mi cuerpo agonizante, raquítico, mutilado. Miré mis manos faltaban varios dedos y comprendí mi soledad... Había oído quienes dicen que los verdaderos amigos se cuentan con los dedos de una mano... yo tenía tres dedos en la derecha... y entendí ahí estaban mis amigos. Los que no se separarían hasta mi partida. Soledad, humillación, horror. En la izquierda me quedaban dos... Un frío gélido de muerte y un hambre atroz.

La tortura física y mental había hecho sus estragos en mi débil organismo...

Las ráfagas elevaban en remolinos hojas muertas, polvo y la mugre de la calle... En ese aire nocturno enrarecido con una refracción de luna menguante que no daba para iluminar el piso de negros adoquines de granito, porque las terroríficas instalaciones de la estación detenían el paso de la luz, me parecía ver ojos en todas partes... Mirando de reojo los veía... en las columnas negras de hierro herrumbrado, en los cestos de maloliente basura, en los húmedos tejados... mas cuando me volvía de golpe estremecido, no había nada... y sentía un frío helado recorrerme de pies a cabeza, se me erizaba la piel y me acurrucaba un poco más en aquél duro escalón de mármol...

Aquí me encuentro, esperando el último tren... No voy a ninguna parte, porque en ningún lugar estoy... Aún no sé si llegará el tren...

Por mientras... ¿Qué podría hacer un viejo poeta, sino escribir... derramar su alma en el papel? ¡Oh! Siempre fue un gran consuelo y alivio para este, mi abatido corazón...

Sin embargo, ahora no podía pretender una pluma y papel ni tinta.

¡Llora mi alma, se desgarra en pedazos mi alma de poeta al no poder gritar y aullar mis versos!!!

Es entonces cuando veo unos viejos ladrillos enmohecidos arrumbados contra un agrietado muro de piedra y allí me dirijo entonces...

Fue solamente dar contra el suelo uno de aquellos ladrillos y tomando sus trozos, escogí entre todos, uno pequeño y puntiagudo y dirigiéndome hacia el muro de piedra y allí entonces no pude contener un alarido de gozo arrancado con sangre de lo profundo, de lo más hondo de mi pecho... ¡ Aquí tienes tu pluma y tu papel poeta, derrama tu alma en versos!!!!


Hasta los murciélagos cesaron sus chillidos en el aire, y las ratas dejaron de roer en sus asquerosos escondrijos con el estrépito de mi profundo grito de gozo en medio del terror de la medianoche.

Pero el eco quedó retumbando una y otra vez por los malditos pasillos de la estación del tren de la muerte... Sonó una vez más el eco... y a continuación vi otra vez de reojo esos ojos oscuros que me miraban... y de pronto... ya no pude moverme... manos invisibles mas poderosas me inmovilizaron y sentí las gruesas cadenas arrastradas por el piso hacia mí... ahí fue cuando lo ví... ¡Oh, cuán siniestro se veía bajo los últimos rayos de la luna que se escondía tras una oscura nube en ese instante!!! ¡¡¡Ahí entonces clamé con todas mis fuerzas por socorro al Señor de los cielos y la tierra!!!! porque ya me sentía arrastrar hacia el terrorífico tren... Allí empezó mi pataleo desesperado en vanos intentos por zafar de los malditos espectros que me arrastraban hacia el tren.

Yo sabía lo que me harían allí... cortarían mis dedos... los que me quedaban, para que jamás volviera a escribir poesía... y cortarían mi lengua para que ya no la declamara y me embarcarían atado con esas pesadas cadenas en el horrible tren de la muerte que lleva al eterno destierro y olvido a los poetas cuyas palabras causan comezón en los ojos de los lectores...

¡Aullé, clamé y pataleé una vez más y caí en el duro suelo, como envuelto en una red, procurando safar en mis espasmos de horror...

Fue entonces cuando siento una voz femenina, hermosísima y dulce voz que me sonó muy familiar y me sentí en un instante invadido en mi pecho como una inyección de amor cálido que recorría cada arteria, cada nervio de mi golpeado organismo... ¡¡¡Sí, era ella!!! ¡Mi esposita amada, que me decía: Mi amor! ¿Qué te ocurre que te caíste de la cama y no dejas de gritar y patalear en el piso, enredado en el acolchado? ¡Estás sudando! ¡Hierve tu cabeza! ¡tienes fiebre amor mío!

Uhhhhhhh.... Se alivió allí la tensión... ¡Gracias al Dios del cielo que tan sólo ha sido un sueño!...


........ 

By Hulussi_Ñe'êpoty®

Motín (Acróstico alfabético)



A ltas horas de la noche
B arco surca en alta mar
C ormoranes en el mástil
D uermen hartos de volar
E l capitán zanahoria
F umaba una pipa extraña
G obernaba con gran saña
H iriendo a todo rebelde
I ntuyó que le observaban
J usto cuando se oye un ruido
K arateca Wilmer salta
L o tenía decidido
Ll ave aplicó al capitán
M atole y echole al mar
N adie le pudo librar
Ñ andubay poder sin fin
O ptó por hacer motín
P ensó y se puso en acción
Q uiso librar a su gente
R azonó la situación
S e hizo cargo del navío
T embló la tripulación
U na vez que se calmaron
V otaron a su favor
W ilmer defendió sus vidas
X axofón sonó en orquesta
Y todo ya se arregló
Z anahoria falleció...

Hoy te quiero agasajar




Hoy te quiero agasajar
con versos de bizcochuelo.
Hoy te quiero despertar
con besos de caramelo.


Lo primero que verán
si se abren tus dulces ojos,
serán mis dos labios rojos
que suave te besarán.


En tus mejillas observo
colores de amanecer.
¡Y no expresa ningún verbo
Cuanto te amo a tí, mujer!


Con tus mejillas ardientes
se enciende mi corazón.
No sabes qué bien se siente
perder en tí la razón. 


¡¡¡No te levantes aún, 
te preparé un cafecito. 
Y, si deseas también
¡¡¡Bizcochos bien calentitos!!! 


Trabajo mucho mejor
después de unos ricos besos.
¡¡¡Me marcho lleno de amor
A ganar algunos pesos!!!

..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

sábado, 6 de junio de 2020

Descendí del carruaje


Descendí del carruaje.
Y al momento se fueron los camellos.

Ubiqué el equipaje,
te abracé intenso, mas sin atropello.

Descorrí el cortinajes,
y quedé cautivado en tus cabellos.

Son torrentes salvajes.
Son cascada espumosa tus cabellos.

¡Cuán bonito plumaje!
Me enamoro mirándolos a ellos.

¡Cuán hermoso paisaje!
Una brisa los mece y son destellos.

Son frondoso follaje,
que acaricia tu suave, esbelto cuello

Ya me inunda su oleaje.
¡Cuando quito tu broche son tan bellos!

Tienen alto voltaje.
Ellos son en mi pecho como un sello.

Ellos son mi brebaje. 
Me sofoco y me quedo sin resuello...


By Hulussi_Ñe'êpoty®

viernes, 5 de junio de 2020

Quisiera ser poeta (Soneto alejandrino)



(Soneto alejandrino) 

Quisiera ser poeta de versos vespertinos
quisiera ser poeta y hacer alejandrinos,
pues sabes que a mi alma le encanta un buen soneto. 
Quisiera tallar uno al tronco de un abeto.

..........

Sonetos pareados con rima consonante,
sonetos  espejados, o como el de Violante.
Quisiera hacer alguno como Rubén Darío,
quisiera que mis versos fluyeran como un río.

..........

Más esto es solo un sueño, jamás seré un poeta,
no es que no haya esperanza, yo tengo la receta,
pero tan solo escribo mi humilde pensamiento.

..........

Cuando me llegue el día de dar mi último aliento,
Yo quiero un buen soneto para mi cenotafio,
y quiero alejandrinos grabando mi epitafio.

..........

By Hulussi_Ñe'êpoty®

Estoy haciendo un poema




POETA:

Estoy haciendo un poema
de esos que me gustan más
y pensando que quizás
te lo dedique a tu nombre.
Espero que no te asombre
lo que aquí estoy escribiendo, 
yo ya me estoy divirtiendo
al imaginar tu risa
cuando luego de esta prisa
te dé el verso terminado

Con gerundio y participio
lo empecé desde el principio
agregando sustantivos
y verbos infinitivo.
Continué con los adverbios
los pronombres y adjetivos;
y asimismo yo prosigo
entusiasmado en mi arte
¡Pienso que será un poema
de esos para enamorarte!

NARRADOR:

(Y así, con tanta emoción
el poeta se entusiasma
y le da un ataque de asma
que no puede controlar.
Y cae sobre la mesa
golpeándose la cabeza.
¡Vuela la tinta, el tintero,
la pluma y el cenicero!
¡¡¡Y cayendo al suelo queda
Con la taza de sombrero!!!)

POETA:

Estoy bastante angustiado
he quedado avergonzado
mi pluma se me ha estropeado, 
la tinta se ha derramado.
Sobre el papel se ha caído
y mis versos enredados
quedaron todos mojados.

...

Ahora estaba observando
y vi que se están secando
-de más me estaba alarmando-
ya los voy a ir juntando.
Mi alma está reviviendo
ya me estoy tranquilizando
de a poco me voy calmando.

...

El papel ya se ha secado
mas la tinta lo ha manchado. 
No estaba todo arreglado,
no hay nada solucionado
¡Me encuentro desesperado!
¡Mi poema se ha arruinado!
Quedé desilusionado...


De verdad amada mía
desde éste terrible día
ya no quiero hacer poesía.
Seguiré triste la vía,
no habrá odas ni elegías.
Se terminó la armonía.
Ya no habrán más melodías.
Se truncó mi biografía,
me voy de ésta geografía...
¡Cuán triste la suerte mía!

AMADA:

Querido amado poeta
¿Por qué te pones tan triste?
¡Mira como los gorriones
disfrutan comiendo alpiste!
Quiero haikus, quiero coplas,
poesías épicas, prosas, 
tendrás pluma nuevamente
y con tinta o detergente,
¡Escríbeme dulcemente
Sobre pétalos de rosas!

........

By Hulussi_Ñe'êpoty®